El melón es una de las frutas más típicas del verano, rara es la nevera que no la contiene en la época estival. Pertenece a la familia de las cucurbitáceas, la cual incluye 850 especies de plantas herbáceas que producen frutos en su mayoría de tamaño grande y protegidos por una corteza dura. Es una planta rastrera de hojas anchas, tallos ligeramente espinosos y flores amarillas a las que le siguen los frutos. Se trata de una fruta de origen asiático donde se domesticó y llegó al mediterráneo a principios del siglo I.

En Consorfrut tenemos una gran variedad de melones que, nada más verlos, tendrás ganas de probarlos. Dentro de nuestras marcas Sunflavour, Privilege y Mephistus, encontrarás nuestros todas las variedades de melón.

Pese a que se trata de una fruta de verano como ya hemos comentado, actualmente puedes encontrar melón prácticamente todos los meses del año. En cuanto a su composición, el 80% de esta fruta es agua, y las escasas calorías que aporta se debe a su contenido moderado de azúcares.

Gracias a la estacionalidad del melón, es fácil asegurarse de que la variedad que estamos comprando es la que se corresponde con el momento del año. Existen muchas variedades de melones, con diferentes cortezas, colores, texturas, aromas y sabores:

  • Melón galia. Es un melón esférico cuya pulpa es blanca. Es poco consistente, no muy dulce y de tamaño medio.
  • Melón cantaloup. Se trata de un melón con forma esférica, aplastado ligeramente, de tamaño pequeño y piel lisa. Contiene una pulpa naranja y no llega a pesar más de 1 kilo, con un sabor dulce y aromático.
  • Melón amarillo. Su forma es alargada, con la corteza dura, la pulpa de color verde claro y con un sabor dulce.
  • Melón piel de sapo. Por último, este es un melón verde de origen español. Es un melón de verano con corteza más fina que los anteriores, verde y con manchas oscuras. Su pulpa es de color blanco y amarillo, con un sabor muy sabroso y dulce, pero con poco aroma.

En cuanto al cultivo del melón, requiere de temperaturas altas y humedad baja, de hecho, cuanto más alta es la temperatura del día y más baja la temperatura de la noche, más dulce y aromático crecen los melones. Este fruto prefiere la luz solar directa y, el suelo debe ser fértil, muy bien drenado y se deben evitar los riegos largos y constantes.

Resultado de imagen de melon

Las propiedades organolépticas del melón

Es posible que conozcas muchas propiedades del melón, pero seguramente no conozcas la composición nutricional del melón al completo, por ello te traemos toda la información por cada 100 gramos de esta fruta. No te despistes que son muchísimos.

  • Energía: 28 kcal
  • Agua: 80%
  • Hierro: 0,35 mg
  • Proteínas: 0,88 g
  • Calcio: 15,60 mg
  • Fibra: 0,73 g
  • Potasio: 310 mg
  • Yodo: 0,55 mg
  • Zinc: 0,29 mg
  • Carbohidratos: 12,40 g
  • Magnesio: 11,80 mg
  • Sodio: 17 mg
  • Vitamina A: 111,90 ug
  • Vitamina B1 (Tiamina): 0,05 mg
  • Vitamina B2 (Riboflavina): 0,01 mg
  • Vitamina B3 (Niacina): 0,66 mg
  • Vitamina B5 (Ácido pantoténico): 0,13 ug
  • Vitamina B6 (Piridoxina): 0,06 mg
  • Vitamina B9 (Ácido fólico): 2,70 ug
  • Vitamina C: 32,10 mg
  • Vitamina E: 0,14 mg
  • Vitamina K: 0,52 ug
  • Fósforo: 17 mg
  • Calorías: 52,4 kcal
  • Grasa: 0,10 g
  • Azúcar: 12,40 g
  • Purinas: 33 mg

(Kcal = kilocaloría; g = gramos; μg = microgramo; mg = miligramos)

Como se puede observar, en las propiedades del melón el 80% de su composición es agua y las pocas calorías que aporta es debido al contenido moderado de azúcares. El organismo necesita del agua para funciones muy diversas por lo que se considera esencial para la vida, es el elemento estructural de la célula ejerce funciones reguladoras participando como medio de transporte en la linfa, sangre, orina, sudor, jugos digestivos, etc. En cuanto a los minerales que aporta en mayor cantidad son el potasio, el magnesio y el calcio. También tiene un gran aporte de Vitamina C, la cual tiene acción antioxidante e interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes y, además, favorece la absorción del hierro de los alimentos y a la resistencia de las infecciones.

El aporte de Vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el correcto funcionamiento del sistema inmunológico. Por su lado, el potasio es imprescindible para una correcta actividad muscular e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula

Resultado de imagen de melon galia

¿Qué beneficios para la salud aporta el melón?

Uno de los mayores beneficios del melón es que se puede disfrutar casi a lo largo de todo el año, además de ser un hidratante ideal gracias a su alta cantidad de agua sumado a su bajo contenido de calorías, por lo que está especialmente indicado para dietas en las que se quiera controlar el peso. Pero para entrar más en materia vamos a enumerar los beneficios que aporta esta fruta:

  • El valor nutricional mostrado anteriormente convierte al melón en una fruta que no debe faltar en tu dieta. Es una fruta ideal para el desayuno, para comer a media mañana o para la merienda. Nos aporta una gran cantidad de vitaminas: vitaminas A, del grupo B, vitaminas C y E, así como minerales como magnesio, fósforo, calcio, hierro, potasio y sodio.
  • Al consumirse sobre todo en las épocas más calurosas del año, lo convierte en una fruta ideal ya que en su mayoría es agua y así nos ayuda a mantenernos hidratados, además ésta también tiene un efecto depurativo y diurético sobre nuestro organismo siendo especialmente indicado para personas con artritis o gota.
  • El melón es rico en antioxidantes, lo que nos ayuda a combatir los daños de los radicales libres y protege nuestro ADN. Además, nos ayuda a mejorar las defensas de nuestro sistema inmunológico y también a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Esta fruta ayuda con el buen funcionamiento de los riñones y previene la aparición d enfermedades renales. Sumado a esto, estamos ante una fruta indicada para personas con hipertensión o tensión alta.
  • No te deshagas de las pepitas del melón ya que son muy buenas para la salud, son nutritivas, ayudan a eliminar parásitos gastrointestinales además de aportar antioxidantes que ayudan a retrasar el envejecimiento.

Ya lo sabes, aprovecha que está llegando el buen tiempo para comer melón, una fruta que está riquísima y es muy fácil de comer, además de aprovecharte de todos sus beneficios y propiedades.