Si hay un cítrico que tiene millones de adeptos alrededor del mundo ese es la naranja y, desde Consorfrut estamos muy orgullos de tenerlo entre la amplia variedad de productos que ofrecemos a nuestros clientes.

Seguro que, a simple vista, puedes reconocer una naranja; y es que su aspecto redondo y de color naranja (valga la redundancia) la delatan.

Originario del sureste de China y del norte de Birmania, el naranjo ha ido ganando terreno dentro del territorio español, tal es así que a día de hoy es muy fácil encontrarlo por toda España y, más aún, en la zona de Levante. Los mejores meses para encontrar naranjas son los que van de enero a mayo pero, poco a poco, y gracias a los avances tecnológicos es posible disfrutar de este cítrico prácticamente todo el año, concretamente de octubre a junio.

Su uso principalmente es fresco aunque, también es muy común que se emplee para hacer zumo o mermeladas. Su sabor y versatilidad hacen de ella también una excelente compañera en las recetas de cocina ayudando a dar un toque ácido o dulzón dependiendo de la variedad de naranja que quieras escoger.

¿Te gustaría saber más sobre este fruto cítrico de delicioso sabor?

naranjo

Propiedades organolépticas de la naranja

La composición de la naranja por cada 100 gramos es la siguiente:

  • Calorías: 36,6
  • Hidratos de carbono: 8,9g
  • Fibra: 2,3g
  • Potasio: 200mg
  • Magnesio: 15,2mg
  • Calcio: 41mg
  • Vitamina C: 50,6mg
  • Ácido fólico: 38,7mcg
  • Beta-caroteno: 49mcg

Después de ver las propiedades organolépticas de la naranja se puede concluir que su alto contenido en vitaminas, calcio y ácido fólico hacen de ella una fruta cítrica muy saludable, por lo que nunca debe faltar en tu casa.

La naranja tiene un alto contenido en vitamina C, tal es así que la ingesta de una naranja diaria hace que se cumplan con creces las necesidades mínimas recomendadas de vitamina C. Todo esto hace que las naranjas puedan contrarrestar los catarros y las gripes. Además, poseen pocas grasas saturadas y los niveles de colesterol y sodio son bajos.
A esto hay que sumarle su bajo aporte calórico ya que tiene un gran porcentaje de agua, haciendo que su ingesta sea ideal para los que apuestan por una vida saludable en la que se quiera mantener un peso ideal.

¿Qué beneficios aportan las naranjas para la salud?

Seguramente ya eres consciente de que las naranjas aportan una gran cantidad de beneficios y es que, ¿quién no ha escuchado alguna vez en su vida que la naranja es la mejor aliada para superar los inviernos más fríos? Es es porque sus propiedades la hacen convertirse en el cítrico de referencia durante gran parte del año.

  • Puede ayudar a prevenir las piedras en el riñón, ya que es rica en citratos.
  • Su alto contenido en flavonoides hace que el riesgo de sufrir un infarto se reduzca.
  • Ayuda a reducir los niveles de colesterol malo en la sangre, consiguiendo así prevenir futuros problemas cardiovasculares.
  • Un zumo de naranja por la mañana es sinónimo de un aporte de energía extra para comenzar el día.
  • Ayuda a reducir los problemas intestinales, ya que depura el organismo y ayuda a regular el aparato digestivo, evitando así fuertes episodios de diarrea o estreñimiento.
  • La vitamina C mejora la producción de colágeno haciendo que los tejidos se conserven en mejor estado y, por ende, puedas lucir una mejor cara.
  • Es una importante ayuda para aquellas personas que sufren anemia, por lo que es importante que éstas lo tomen a diario.
  • Su ingesta está recomendada para pacientes de diabetes tipo II, ya que, por una parte la fruta tiene poca azúcar y, por otra, al ser diurética ayuda a regular el azúcar en sangre de los pacientes.
  • Es un perfecto tratamiento anti envejecimiento gracias al alto contenido en antioxidantes que tiene.
  • Mejora la circulación de la sangre, por lo que puede resultar de mucha ayuda para personas que sufran de hipertensión.
  • Su alto grado de vitamina C también actúa sobre la vista, concretamente en la previsión de la formación de cataratas y otros problemas visuales.

Mitos y verdades sobre la naranja en zumo

naranja privilege

Existen una gran cantidad de mitos y verdades alrededor de este cítrico tan completo y, para empezar con ellos, vamos a hablar de la primera información que nos viene a la mente, ¿se van las vitaminas después de exprimir una naranja para hacer zumo?

Segurísimo que has escuchado a tus mayores decir eso de : “tómate ya el zumo o se le irán las vitaminas” cada vez que se exprime una naranja, ¿verdad? Pues lo cierto es que es un mito, ya que no se van las vitaminas tan fácilmente, ni por estar el zumo en el vaso durante un tiempo. Se ha demostrado científicamente que tienen que pasar más de 12 horas para que las vitaminas ya no sean tan altas en el zumo de naranja aunque, eso sí, no te recomendamos esperar tanto a tomarte el zumo exprimido de la naranja ya que puede volverse un tanto amargo.

Lo que sí que es cierto es que la naranja es más nutritiva en pieza que en zumo, ya que, por ejemplo, en la pieza hay más fibra que en el zumo, por lo que en zumo prácticamente perderíamos esta propiedad de la naranja. Esto implica que con el zumo, la absorción de azúcar por nuestro cuerpo sea mucho más rápida. Otro aspecto importante a la hora de decantarse entre el zumo o la fruta es que, la pieza es más saciante, por lo que la sensación de hambre y de poca saciedad desaparecerá más rápida.

Como ves somos unos fans empedernidos de este cítrico, tanto en fruta como en zumo, pero, después de leer todo lo que puede aportarnos, ¿quién se resiste a disfrutar de una naranja ahora mismo? En Consorfrut podrás encontrar nuestras naranjas bajo la marca Sunflavour, Privilege , Memphistus y La Parisienne.

naranja sunflavour