El albaricoque es una fruta de hueso dulce, suave y jugosa cuyo origen se remonta a tres milenios atrás en China, siendo introducida por los romanos en Europa a través de Armenia. En Consorfrut te ofrecemos las mejores variedades de este producto a través de marcas de altísima calidad como Sunflavour, Privilege o Mephistus.

Los albaricoques destacan por ser sabrosos, refrescantes y ligeros, idóneos para dietas que requieren consumir productos de bajo contenido calórico y fundamentales para beneficiar al organismo de su gran aporte de vitaminas y minerales, además de excelentes para mantener la hidratación durante los meses de calor por su elevada presencia de agua. Es recomendable almacenarlos en un lugar fresco y ventilado cuando están verdes y en la nevera si se quieren conservar cuando están maduros. Además de comerlos, suelen emplearse para la elaboración de mermelada, jalea o frutas confitadas. 

A continuación, te detallamos todas sus propiedades organolépticas y los beneficios que los albaricoques proporcionan a tu salud.

Características y propiedades organolépticas de los albaricoques

El albaricoque es una fruta caracterizada por su elevado contenido nutricional del que puede destacarse sus vitaminas A, C, B9, Niacina o B3, riboflavina o B2, tiamina o B1 y piridoxina o B6, además de la presencia de minerales como el potasio, fósforo, calcio, hierro, selenio y zinc. Además, los albaricoques contienen altas dosis de fibra, carbohidratos, agua, proteína vegetal y carecen de grasa en su composición. Son refrescantes, idóneos para mantenerse hidratado y para combatir problemas como la anemia, la ansiedad y el deterioro cognitivo.

En cuanto a su composición nutricional y sus principales características organolépticas, en 100 gramos de albaricoque hallamos escaso contenido calórico: apenas 40 kilocalorías. En ellos, hay 9,5 gramos de hidratos de carbono, 2,1, de fibra, 290 miligramos de potasio, 12 de magnesio y 7 de vitamina C.

¿Quieres conocer todos los beneficios de consumir esta exquisita fruta?.Te lo contamos.

Hablamos del albaricoque, una de las furtas más destacadas de los meses de verano

Beneficios de consumir albaricoques

Recopilamos las ventajas más destacadas de incorporar el albaricoque a la dieta diaria:

  • Idóneo para el crecimiento infantil: Los albaricoques son recomendables para desarrollar la estructura osea y los tejidos. También es adecuado para lactantes, embarazadas y deportistas.
  • Buen tránsito intestinal: Este tipo de frutas tienen poder laxante y son idóneas para solucionar problemas de tránsito como el estreñimiento. Además, dada la presencia de potasio y de taninos, tiene propiedades antiiflamatorias y diuréticas, por lo que también resuelven problemas de retención de líquidos. Facilita las digestiones gracias a su reacción alcalina que neutraliza los ácidos.
  • Tiene efectos positivos para aquellas personas que padecen hipertensión o tensión arterial alta, además de problemas como la gota.
  • Refuerza el sistema inmunológico: Es bueno para paliar las defensas bajas y su potencial antioxidante previene contra el cáncer.
  • Aconsejable para las personas que padecen estrés y ansiedad. 
  • Previene contra las enfermedades tanto cardiovasculares como degenerativas, protegiendo la visión, la piel, el cabello, los dientes y los huesos. Además, la quercetina (un flavonoide) del albaricoque tiene acción antitrombótica, contribuyendo a la prevención de trombos.
  • Están indicados para las dietas hipocalóricas de personas que sufren sobrepeso u obesidad. 
  • Positiva para la anemia: Al contener minerales como el hierro y el cobre, su consumo prolongado incrementa la hemoglobina, por lo que también se recomienda para mujeres con flujos menstruales muy intensos.

Por todo ello , os invitamos a consumir esta fruta de temporada en cualquiera de las marcas del Grupo Consorfrut, que garantizan la calidad en el proceso de cultivo, recolección y posterior puesta a su disposición por parte de nuestros productores , que permiten hacer las delicias de los paladares más exquisitos.