La sandía, fruta que muchos consideran hermana del melón, es nuestra fruta recomendada a partir de este mes de mayo, siendo idóneo su consumo hasta octubre y correspondiendo su temporada a los principales meses de calor del año. Originaria de los países mediterráneos y del África Tropical, la sandía -también llamada melón de agua- es uno de los productos frutales más exquisitos y refrescantes del mercado hortofrutícola y cuenta con un montón de beneficiosas propiedades organolépticas que desmenuzaremos a lo largo de este artículo.

Sandía: características y propiedades

La sandía es un fruto de tamaño grande -puede medir hasta 25 centímetros de diámetro y pesar entre 2 y 15 kilos- y de forma esférica que suele consumirse cruda como postre o aperitivo. Se caracteriza por contar con una pulpa rojiza o amarillenta, jugosa, refrescante y de dulce sabor, surcada de pepitas. Es habitual trocearla en cuartos, rodajas o taquitos o preparar con ella mermeladas, sorbetes y confituras.

Entre las propiedades organolépticas y valores nutricionales de la sandía destacamos su bajo contenido calórico y sus elevados niveles de agua, fundamentales para mantenerse hidratado y fresco en los días de temperaturas elevadas. En cuanto a nutrientes, está compuesta de un 89% de carbohidratos, un 7% de proteína y un 4% de grasas, aunque de todo su peso, el 91% es agua.

Si ingieres cada día una taza de sandía cortada en daditos, obtendrías un 21% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, un 17% de vitamina A, pequeñas cantidades de otras vitaminas como B1, B2, B3, B6. pequeñas cantidades de minerales como fósforo, manganeso, magnesio, potaso o hierro, 0,6 gramis de fibra, 0,9 gramos de proteínas, apenas 45 gramos de proteínas y un aporte de antioxidantes como los betacarotenos o el licopeno.

Sandía, fruta mes de junio en Consorfrut

Beneficios del consumo de sandía para tu salud

  • La sandía es fundamental en la prevención de enfermedades cardiovasculares: por una parte, reduce la tensión arterial por su elevado aporte de citrulina, un aminoácido no esencial que se convierte en arginina y que se halla principalmente en la parte blanca que rodea la pulpa. Además, tiene efectos antioxidantes y vasodilatadores. Diversos estudios han subrayado que su zumo y extractos reducen la tensión arterial en pacientes que sufren hipertensión. Otro de los motivos de que proteja de padecer enfermedades cardíacas es su riqueza en licopena, en una proporción hasta 1,5 veces superior a otros productos como el tomate.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias: El licopeno presente en las sandías -en concreto, es el elemento que dota a la pulpa del característico color rojo- también evita la inflamación
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades oculares:  La vitamina A, según la información proporcionada por la OMS, es fundamental, junto al betacaroteno y la betacriptoxantina para no padecer ceguera, cataratas, degeneración macular y otras enfermedades de la vista.
  • Protege contra la aparición de diversos tipos de cáncer: La presencia del licopeno en la sandía es fundamental para reducir el estrés oxidativo que provocan los radicales libres, una de las principales causas del cáncer. Pero además, esta fruta contiene otros dos compuestos que han sido relacionados con un menor riesgo de cáncer: el antioxidante betacaroteno, fundamental para prevenir el cáncer de próstata y la vitamina C, un antioxidante que protege las células de los radicales libres, baja la inflamación y disminuye el riesgo de varios tipos de cáncer como el de esófago, de estómago o de páncreas.
  • Reduce el dolor muscular tras la actividad física: Para las personas que practican deporte con regularidad, la sandía reduce el dolor muscular. Además, su potencial hidratante -puesto que 9 de cada 10 partes que conforman su composición son agua-calma la sed, es ideal para períodos de calor y es útil tanto prevenir como para tratar la deshidratación.

La sandía es únicamente desaconsejable para las personas que padezcan síndrome de colon irritable u otra enfermedad inflamatoria intestinal.

Desde Consorfrut te brindamos la oportunidad de adquirir las excelentes variedades de sandías Mephistus y Sunflavour, de Mayo a Octubre. Su magnífico sabor, su elevado aporte de agua, potencial diurético e hidratante y sus propiedades destacadas anteriormente las convierten en una excelente fruta para disfrutar como postre, aperitivo, desayuno o merienda.