La cereza es un producto frutal ideal para disfrutar durante los meses de abril, mayo y junio, en los que desde Consorfrut brindamos la posibilidad de disfrutar de nuestras cerezas Mephistus, de categoría extra y sabor excepcional. Las cerezas aterrizan con la llegada del final de la primavera, quedándose hasta el verano como una de las frutas más degustadas y preferidas por los consumidores.

En este artículo queremos recopilar todas las propiedades organolépticas de esta fabulosa fruta de temporada, y también destacar los principales beneficios físicos que su consumo brinda a la salud.

Todo sobre las cerezas: ¿cuáles son sus principales propiedades?

Las cerezas son un pequeño fruto, cuyo tamaño promedio es de dos centímetros de diámetro. Sus características físicas, colores -tanto de la piel como de la pulpa- y sabores dependen de los cientos de variedades existentes. Su árbol frutal, el cerezo, es originario del Sureste de Europa y del Oeste de Asia, pertenece a la familia de las Rosáceas y aunque resiste las bajas temperaturas, funciona mejor en climas templados.

Los mayores productores de cerezas a nivel mundial, además de España, son Estados Unidos, Rusia, Italia, Francia y Alemania. Nuestras cerezas proceden de Léridagracias a nuestros socios productores  Hermanos Espax, uno de los principales referentes del sector de la fruta dulce en nuestro país. 

Entre los cientos de variedades de esta fruta, destacan tres tipos:

  • Cerezas dulces, con variedades muy diversas como Napoleón, Royal Annes, Tartara Negra, Burlat, Ambrunesa, Starking, Summit, Lapins, Vittoria, Van, Picota o Sandy).
  • Cerezas agrias, con variedades como la Montmorency, Richmond o Morello.
  • Cereza Duke, que constituye un híbrido entre las dos anteriores tipologías.

Esta fruta sobresale por su elevado porcentaje de agua, que se sitúa en torno al 82 por ciento. Además, es una fruta muy rica en vitaminas del tipo A, B, C y E y en minerales como el calcio, el magnesio, el potasio, el azufre y el hierro.

Centrándonos ya en sus propiedades, las cerezas se caracterizan, como la mayoría de frutas en líneas generales, por su bajo contenido calórico, que en el caso de esta fruta es de 58,3 calorías por cada 100 gramos. En base a esta cantidad, contiene una proporción de 13,5 gramos de hidratos de carbono y 1,5 gramos de fibra.

Por otra parte como hemos subrayado, las cerezas también contienen elementos sumamente nutritivos. Para muestra un botón: 260 miligramos de potasio, 11 de magnesio, 8 de vitamina C y 16 de calcio. Cabe destacar que en los hogares, suelen conservarse en la nevera para prolongar su buen estado.

Crezas, la mejor fruta de hueso para esta primavera

Beneficios de las cerezas para la salud

Además de deliciosas y de consumo sencillo en múltiples variantes -al natural, en ensaladas , macedonias o como granizados o gazpachos-, las cerezas llevan aparejados numerosos beneficios para tu mente y tu cuerpo, que te enumeramos a continuación.

Comer en cada ración unas diez o doce unidades -equivalente a 50 gramos- aportará a tu organismo ácido fólico, fibra, fotoquímicos antioxidantes y minerales, siendo altamente recomendable para niños y mujeres embarazadas por su gran aporte vitamínico. Un mito que cabe desterrar en la actualidad gracias a la investigación médica es que no sean aptas para diabéticos. Estas frutas tienen total cabida en la vida de los pacientes con diabetes, aunque su clave es dosificar la cantidad.

  • Efectos antioxidantes: La cereza son una fruta magnífica para la piel debido a su riqueza en estos fotoquímicos, que contrarrestan los efectos negativos de los rayos del sol, previenen el envejecimiento prematura de la piel y la mantienen tersa y nutrida.
  • Diurético natural: Hacerte una infusión con los tallos tiene, según arrojan diversas investigaciones, un efecto diurético, favoreciendo la eliminación de líquidos.
  • Contribuyen a un mejor descanso: Las cerezas mejoran los ciclos de sueño y vigilia al contener melatonina, además de triptófano y serotonina, según informa el grupo de investigación en Neuroinmunofisiología y Crononutrición de la Universidad de Extremadura (UEx).
  • Buenas para combatir la hipertensión: Las cerezas son, junto al plátano, el melón, la uva y los albaricoques, las frutas que más potasio contienen. El déficit de este elemento provoca debilidad de los músculos, taquicardia, sed y falta de apetito. Por este motivo y dados sus beneficios antiinflamatorios, también son fantásticas para la recuperación muscular de las personas que practican deporte, como los atletas.
  • Un gran aporte para el cerebro: Esta fruta es conocida como “alimento del cerebro”, muy útil para preservar el buen estado cognitivo, evitar el deterioro y prevenir la pérdida de memoria. Además son también fundamentales en la prevención del cáncer y las enfermedades degenerativas.
  • Salud digestiva: Las cerezas son una excelente fuente de fibra fundamental para conservar la salud digestiva y regular el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento. También reducen la acumulación de gases intestinales y malestares digestivos. También previenen la aparición de la diabetes -ya que ayudan a regular la glucemia o azúcar en sangre- y al contener antocianinas, son capaces de reducir la inflamación y los síntomas de la artritis, la gota y los cálculos renales.
  • Reducen riesgos cardiovasculares y bajan y regulan el colesterol. También retrasan el envejecimiento celular y fortalecen el sistema inmunológico. Sin lugar a dudas, las cerezas son las reinas de este mes de mayo

Por todo ello , uno de nuestros productos estrella de temporada ,disponible en nuestra marca  Mephistus , para que los consumidores disfruten un año más, está en plena campaña, con todas estas propiedades que nos ofrece, junto a su calidad excepcional , que año tras año, miman nuestro productores  para llevar a su mesa con la frecura y dulzura que nos caracteriza.